Vuestro mayor enemigo es la misma piedad

Señoras mías, tenedlo bien advertido y recordadlo siempre: vuestro mayor enemigo es la misma piedad vuestra, la cual os hace cometer la mayor parte de vuestros despropósitos.

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *